Violador de la COL sometía a sus víctimas con cuchillo

044

 Eran las 4:15 de la madrugada del 8 de enero cuando la puerta de una vivienda, ubicada en el sector San Isidro del municipio Simón Bolívar, fue abierta abruptamente. En uno de los cuartos dormían dos niñas de 10 y 6 años junto a otro hermanito de siete. En otra habitación estaban los padres, de quienes —por razones legales— se reserva la identidad.  Con un cuchillo en la mano, un hombre de 25 años intentó someter a los pequeños.

“Tomó a la niña de 10 años por un brazo, y con frialdad le puso el arma blanca en el cuello. ‘Entra al baño”, dijo el violador, de piel morena.

Así relataron las víctimas, el abuso influenciado por Nelson Leal, quien además era buscado por la comunidad y los cuerpos policiales por haber abusado sexualmente de una mujer de 32 años, residente en el mismo barrio, el pasado 19 de diciembre del 2013.

La niña logró encerrarse en el baño mientras que el hermanito luchaba para salir del cuarto a pedir ayuda. La más pequeña seguía durmiendo profundamente, al igual que los progenitores.
“Sentí varias patadas en la puerta y escuché gritos. Me levanté sorprendido y salí a ver que sucedía”, contó el papá de las víctimas a PANORAMA.

“Mi hijo gritaba: ‘¡Hay un hombre, hay un hombre!’. Empecé a buscarlo pero no lo encontré porque había escapado saltando entre las casas vecinas”, continuó el papá, no sin antes dar gracias a Dios por la valentía de los pequeños y por no dejarse amedrentar.

Nelson Leal, quien sembró pánico en los sectores de Las Yaguasas, San Isidro, La Vaca, El Jabillo y Colinas de Bello Monte por las reiteradas amenazas de violación; fue capturado por efectivos militares del Destacamento 33 de la Guardia Nacional Bolivariana, en el kilómetro 14 de la carretera Williams, zona rural, del Municipio Cabimas, cuando se dirigía al terminal de pasajeros, según informó el general Luis Morales Guerrero, comandante del Core 3.

La autoridad castrense indicó que coordinaron las labores de inteligencia que ya llevaban alrededor de cuatro días de allanamientos. “Manejamos más de 10 denuncias de de violencia sexual. Lamentablemente presumimos que logró abusar de más mujeres de las que llegaron a denunciar”, expresó el jefe militar.
Dijo que el operativo de detención contó con el desempeño de 15 efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana.

Nelson Leal estuvo detenido en el retén de Cabimas por el delito de robo. Recientemente recibió una medida sustitutiva de libertad y debía presentarse cada ocho días en los tribunales.

“No justifico lo que hizo. Como madre padezco el dolor. He hecho humanamente todo lo posible para que se regenere. Él ha ido a varios centros de rehabilitación”, aseguró la progenitora de Leal.

“Practicamos el operativo cuando la comunidad enardecida y preocupada se dirigió al Destacamento, pidiendo ayuda porque vivían con intranquilidad y pánico desatado por la violencia contra las mujeres”, aseguró Morales Guerrero.

Según consejos comunales organizados del municipio Simón Bolívar, el delincuente estaba solicitado por todas las entidades policiales del estado Zulia, con orden de captura del tribunal de control, por presunta actuación como violador en serie.

“Muchas mujeres no han puesto la denuncia respectiva por temor, solo tres personas tuvieron la fuerza para hacerlo, entre ellas, dos adolescentes y una mayor de edad” declaró un vecino.

La Fiscalía Número 43 del Ministerio Público está a cargo de las investigaciones. Ayer en la mañana, los militares hicieron el traslado de “Nelsito” al Circuito Judicial Penal de Cabimas donde ordenaron su privativa de libertad, advirtieron las autoridades locales.

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook